Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

¿POR QUÉ CON CABALLOS?

En la naturaleza el caballo es un animal presa. Lo que les va a mantener vivos es encontrarse en un espacio de seguridad, para ello tienen que estar pendientes de lo que ocurre en su entorno, así como de las intenciones del resto de los animales.

Los caballos son animales especialmente sensibles, reciben la información de nuestros estados de animo, de nuestras intenciones y emociones a través del lenguaje corporal.

Para ellos las emociones son información, es como un “sexto sentido” innato en ellos, sin que parezca que estamos hablando de algo sobrenatural, sino de una herramienta de supervivencia, una forma de comunicarse. Son expertos en el lenguaje no verbal.

Por eso el coaching con caballos es posible, por que ellos reflejan lo que nosotros sentimos, nos ayudan a conocernos.

Hay numerosos estudios que reflejan los beneficios que obtienen las personas al encontrarse en la naturaleza; disminuye el estrés, ayuda a relajarse y encontrar paz interior, además al interactuar con un animal el organismo comienza a liberar endorfinas, oxitocina, prolactina y dopamina, tambien disminuye la concentración de cortisol, lo que genera un estado de ánimo positivo y sensación de bienestar.

En las actividades asistidas por caballos se crea un espacio propicio a la apertura, de predisposición y confianza con lo que se favorece la relación, la comunicación y la intervención. En las sesiones de coaching con caballos se producen situaciones metafóricas de la vida real haciendo que lo allí vivido proporcione un aprendizaje y autoconocimiento adquirido a través de la experiencia, quedando así grabado.

El coaching asistido con caballos es un proceso de acompañamiento, al igual que en otras modalidades de coaching, se acompaña a la persona o grupo de personas en la consecución de un objetivo, que puede ser personal o profesional, convirtiéndose en un proceso de transformación y aprendizaje para aquellos que lo reciben. Conseguir el objetivo propuesto es la meta, pero la verdadera transformación va ocurriendo durante el proceso.

A %d blogueros les gusta esto: